Con el objetivo de «trabajar juntos para devolver el barrio a sus vecinos» y exigir más seguridad e inversiones, una marcha recorrerá las calles de Puente de Vallecas este miércoles 15 de noviembre a partir de las 19:30.

Cartel de la manifestación

Este miércoles 15 de noviembre, la Asociación Vecinal Puente de Vallecas ha convocado una manifestación para frenar la degradación del barrio y exigir más seguridad y más inversiones. La asociación pide además expulsar la droga y la prostitución del distrito y reclama poner fin a la especulación y a los recortes: «Si un barrio se transforma desde fuera, sus vecinos de siempre desaparecen. Si un barrio se transforma desde dentro, con sus vecinos, resurge».

La marcha partirá a las 19:30 desde la avenida de San Diego esquina con la calle Carlos Martín Álvarez, y discurrirá por la avenida de Monte Igueldo hasta desembocar en el Puente de Vallecas.

La Asociación Vecinal Puente de Vallecas recuerda que, recientemente, «los vecinos de Monte Igueldo han salido a la calle con sus cacerolas contra el tráfico de drogas» y que otros muchos «sufren día a día ruidos y el crecimiento de la prostitución al lado de sus casas o en sus propios bloques».

Además, lamenta que la desaparición del pequeño comercio haya dado paso a locales dedicados al juego y al ocio nocturno en algunas de las principales calles, como la avenida de Peña Prieta, Monte Igueldo, San Diego o Martínez de la Riva, que «no hacen sino perjudicar aún más la calidad de vida de las vecinas y vecinos de nuestro barrio».

«Vemos cómo nuestros históricos cines se han convertido en gimnasios, discotecas o moles de hormigón abandonadas, cómo el patrimonio histórico y múltiples viviendas y locales del barrio están en manos de la especulación inmobiliaria de bancos y fondos de inversión, consintiendo ocupaciones mafiosas y la proliferación de “narcopisos” y prostíbulos con el único objetivo de degradar más nuestras calles para cumplir sus oscuros objetivos especulativos futuros», subraya la asociación.

Entre otros, responsabiliza de esta situación al gobierno regional, al que critica que no haya destinado «ni un euro en inversiones en esta zona» y que tan solo colabore «con sus recortes en la destrucción de la sanidad y la escuela pública de nuestro distrito».

Así mismo, considera que la Delegación de Gobierno ha actuado con «dejadez» a la hora de tomar medidas de seguridad que permitan el desmantelamiento de los puntos de venta de drogas, de perseguir la trata y de permitir que Puente de Vallecas lleve varios meses sin Comisario de Policía Nacional.