Patricia Estremera y Alfonso Mendiguchía son los protagonistas de ‘A protestar a la Gran Vía’, una obra de teatro crítica y humorística que representarán en el Centro Cultural Pilar Miró el sábado 19 de mayo.

Cartel de la obra

El próximo sábado 19 de mayo, a las 20:00, el Centro Cultural Pilar Miró (Plaza Antonio María Segovia, en el distrito de Villa de Vallecas) acogerá la representación de la comedia A protestar a la Gran Vía de Los Absurdos Teatro, una compañía que actualmente se encuentra de gira por la Comunidad de Madrid y que ha estado durante tres años consecutivos en la cartelera del Teatro LARA.

Bajo la dirección de César Maroto, A protestar a la Gran Vía está interpretada por Patricia Estremera y Alfonso Mendiguchía, que también firma el texto.

La obra está indicada para público joven y adulto, tiene una duración de 80 minutos y la entrada cuesta 6 euros (mayores de 65 años, Carné Joven y familia numerosa: 5 euros).

Sinopsis

Pensar una cosa, decir otra y hacer la contraria es un ejercicio de equilibrismo mental al alcance de pocos. Hay quien lo consigue, al resto siempre le queda ir A protestar a la Gran Vía.

Puede que el rasgo más apasionante del ser humano es su capacidad para ser absolutamente incongruente, pero, sin duda, el segundo y aún más inquietante, es su incapacidad para darse cuenta de ello. Al fin y al cabo, los errores nunca son culpa nuestra. Todos ellos se deben a ese colectivo tan omnipresente como enigmático que es… la gente. Un colectivo en boca de todos, pero absolutamente inaprensible. La gente tal, la gente cual, es que la gente, menuda gente… ¡joder con la gente! Nosotros, en nuestro afán por ser absolutamente humanos, vamos a explorar las esquinas de nuestras incongruencias parapetándonos precisamente en la gente. Y, por supuesto, en su enorme talento para la protesta, que ya se sabe, otra cosa no, pero quejarse, ¡se queja mucho la gente!

¿Por qué tienes que ver A protestar a la Gran Vía?

Patricia Estremera y Alfonso Mendiguchía

En palabras de la compañía: «Seguro que algún día te has levantado de la cama, has ido al baño, te has mirado en el espejo, casi a ciegas te has preparado un café y al echarlo en la taza se ha desparramado la mitad por la mesa. Después has bajado al garaje y has descubierto la rueda del coche pinchada. Has llegado tarde al trabajo, el jefe te ha echado la bronca y la profesora de los niños te ha llamado para anunciarte que los expulsan del colegio. La comida te ha quedado sosa y el tiramisú casero de postre ha resultado ser una estafa. Es posible que tu pareja se haya pasado la tarde con otro/a mientras tú recogías los trajes de la tintorería, hacías la compra, cortabas el césped, y eras incapaz de terminar un sudoku con el que llevas tres semanas… Sí, seguro que te ha pasado y sé lo que has pensado: “Vaya un día de mierda, esto no hay quien lo arregle“. Pues por eso tienes que venir a ver A protestar a la Gran Vía porque te pase lo que te pase durante el día, después de vernos te irás con una sonrisa a la cama. Cien por cien asegurado».

Los Absurdos Teatro

Esta compañía nace a principios de 2010 con su primer montaje Desnudo, nadie es perfecto, pre-estrenado en Madrid y estrenado oficialmente en el teatro Zorrilla de Valladolid. Desde ese primer montaje se ponen los cimientos de lo que será la compañía y sus líneas básicas: teatro de humor pero hecho muy en serio.

Alfonso Mendiguchía es el autor y director de todos los textos y las obras que producen: «Nuestra idea es desenfocar la realidad a través del absurdo para llegar a los cimientos de este mundo en el que nos ha tocado vivir. Abordar los problemas que vemos desde un punto crítico, muy coherente, pero siempre desde el ángulo del humor. Atacar la locura cotidiana, en la que todos nos vemos envueltos, para desenmascararla desde dentro y siempre huyendo de moralinas aberrantes. Todo esto a través de un sello muy propio que se sustenta en textos propios y una puesta en escena limpia y precisa».